El puenting es una actividad en la que una persona se lanza desde una altura, con uno de los puntos de la cuerda elástica atada a su cuerpo, (en el caso de la actividad a un arnés), y el otro extremo sujetado al punto de partida del salto.

Cuando la persona salta, la cuerda se extiende para contrarrestar la inercia provocada por la aceleración de la gravedad en la fase de la caída, entonces el sujeto ascenderá y descenderá hasta que la energía inicial del salto desaparezca.

La actividad

Consiste en saltar de un puente asegurándose con arnés y dos cuerdas dinámicas. El salto en sí consiste en un gran balanceo, sujetos al puente mediante arneses y cuerdas. El movimiento es pendular, ya que se salta desde un lado del puente y las cuerdas están aseguradas en el otro. La sensación, aunque breve es muy intensa, por lo que más que de un deporte, se trata de una experiencia apta para casi todo el mundo. Es sin duda la actividad que libera más adrenalina.

No confundir el puenting con el “gooming”. El puenting es un movimiento pendular que se hace con cuerdas dinámicas, mientras que el gooming es un movimiento vertical que se hace con cuerdas elásticas.
- Puenting Noia

- Puenting Sinde o Barcala